A la hora de conseguir una o varias licencias office 365, existen varias opciones entre las cuales elegir. Desde la más costosa, consistente en comprar licencias office 365 directamente, a la más rentable en lo que a licencias office 365 para empresas se refiere: el modelo csp. ¿Todavía no lo conoces? No te preocupes, porque a continuación te daremos algunas claves para que descubras esta forma de obtener licencias al precio más competitivo. El modelo csp (o proveedor de soluciones en la nube) se basa en la premisa de ofrecer las licencias office 365 pagando mes a mes. Esta alternativa, cada vez elegida por más pequeñas y medianas empresas, supone importantes ventajas frente a la opción de comprar licencias office 365 mediante un pago único o anual.

El modelo csp garantiza más libertad

Esto es posible gracias a la que podría ser su principal ventaja: no tiene permanencia. Todos sabemos lo que supone comprar licencias office 365 y encontrarnos con que, al cabo de unos meses, el equipo deja de funcionar, por lo que la licencia expira. Un problema que puede volverse muy serio cuando hablamos de un número elevado de equipos informáticos, pero que también afecta a los usuarios individuales.

Para contrarrestar ese riesgo, las licencias office 365 que se obtienen mediante el modelo csp nos proporcionan la tranquilidad de saber que podemos darnos de baja cuando queramos. Así, si un equipo se rompe, bastará con cancelar esa licencia y obtener una nueva, minimizando las pérdidas que esta situación provoca.

Además de esto, comprar licencias office 365 resulta más rentable en esta modalidad, ya que el coste por mes es menor.

Si todo son ventajas, ¿por qué no se impone el modelo csp?

Por una sencilla razón: la mayoría de usuarios lo desconoce en el momento de adquirir sus licencias office 365. Considerando el precio de las mismas por año, no solo cuesta menos dinero, sino que además nos proporciona los mismos servicios de un paquete comprado mediante un único pago. Obtendremos todas las aplicaciones y sus actualizaciones. Exactamente las mismas.

Por otra parte, contar con un plan de precios flexible supone que, en el extraño caso de que percibamos una bajada en la calidad del servicio, las licencias office 365 obtenidas mediante el modelo csp están completamente garantizadas. Así, la propia compañía responde por la calidad de su software, incluso si es comercializado a través de un tercero. Un modelo que genera el doble de confianza y garantías para el cliente, que opta a un mayor respaldo en sus compras virtuales. Algo muy importante, especialmente en los tiempos que corren.

Como indicamos, el modelo csp gana cuota de mercado a gran velocidad, precisamente porque también existen licencias office 365 para empresas, donde hacer números es importante. No se trata de pagar poco y llevarse todavía menos sino que, en este caso, es decisión del comprador pagar más y disponer de menos flexibilidad, o pagar menos y optar por una mayor libertad. Las comparaciones son odiosas, pero el modelo csp tiene demasiadas ventajas como para no darle una oportunidad.