En el mundo empresarial, la nube se ha convertido en un elemento clave para el desarrollo y la expansión de todo tipo de compañías. Algo que no ha sido casual, sino que se debe a las ventajas de trabajar en la nube. Hoy por hoy, empresas como Microsoft te ofrecen la posibilidad de trabajar de un modo completamente digital con herramientas como Azure, OneDrive y Microsoft Office 365. Estas son las aliadas perfectas de la digitalización empresarial.

¿Qué ventajas tiene trabajar en la nube de Microsoft?

Aumenta la accesibilidad y disponibilidad de los archivos

Gracias a las herramientas de tecnología cloud, los archivos son mucho más accesibles. Estos son almacenados en la nube, pero el software de Microsoft permite crear accesos directos a estos tanto en tu PC como en otros dispositivos a los que vayas a requerir acceder.

A ello se une el hecho de hacer más fácil compartir información. Al estar ya en la nube, cualquier tipo de archivo, independientemente de su tamaño, puede ser compartido rápidamente a través de los más diversos canales. Estos pueden ser desde el correo electrónico hasta plataformas como YouTube. Depende de lo que necesites en ese momento.

Sincroniza la información y los dispositivos

Entre las grandes ventajas de utilizar el software de Microsoft en la nube, se encuentra la sincronización. Ahora es posible tener todos los ordenadores y otros dispositivos de tu empresa sincronizados, en todos los sentidos. No solo se puede acceder desde todos ellos a toda la información, sino que también vamos a poder controlar y definir cada detalle, según los mismos parámetros.

Incrementa la capacidad de almacenamiento

Al no necesitar un dispositivo de almacenamiento físico, la capacidad para conservar información en la empresa aumenta de manera considerable. Trabajar con Office directamente en la nube hace que puedas olvidarte de hacer limpieza de archivos periódicamente o necesitar grandes espacios de almacenamiento.

Además, esta es flexible y puedes adaptarla a tus necesidades, según el momento. En caso de expansión empresarial, la inversión en almacenamiento no será un problema.

Favorece la flexibilidad y movilidad

Además, trabajar en OneDrive directamente hace que tan solo sea necesario contar con conexión a Internet para desempeñar las funciones oportunas. Esto favorece tanto el teletrabajo como la posibilidad de trabajar a distancia, cuando requieras estos objetivos. También hace más sencillos el trabajo de aquellos que necesitan llevar consigo datos e informes a reuniones y determinadas tareas que se realizan fuera de la oficina.

Hace más segura a la empresa

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios de la nube es la seguridad. Sin embargo, el hecho de trabajar con tecnología cloud acaba teniendo una repercusión positiva para la seguridad empresarial. Con la nube no tienes que temer las pérdidas de información debidas a accidentes o al colapso del sistema de almacenamiento, pues estas no tienen lugar.

Por otra parte, en lo que se refiere a los ataques informáticos y las cuestiones sobre usuarios, los avances en los procesos de verificación hacen que la información empresarial esté siempre a buen recaudo.