Las ventajas de Office 365 son algo que a menudo no tenemos tan en cuenta a la hora de hacernos con una licencia. Al ser un software tan popular, la competencia de Office 365 poco o nada puede hacer ante el gigante que es Microsoft. Plantear el debate Office 365 vs Google Docs es, por ello, improcedente.

Sin embargo, algunos usuarios buscamos razones sólidas que respalden la elección del mejor programa de ofimática posible. En ese sentido, las ventajas de Office 365 siguen siendo amplias. Desde un plan de precios muy ajustado a la posibilidad de adquirirlo a través de tiendas online con planes mensuales, pasando por la capacidad de elegir la modalidad de software que más se ajuste a nuestras necesidades.

La idea fundamental, detrás de sus diferencias, radica en el hecho de que Office 365 da un soporte más amplio y mejor a quienes buscamos soluciones profesionales. Porque una cosa está clara: mientras que a un software de pago podremos exigirle una serie de características, en el ámbito de lo gratuito se hace mucho más difícil conseguir ayuda si tenemos un problema. Pero hay mucho más.

Las ventajas de Office 365: comparativa con su competencia

En primer lugar, una de las mayores ventajas de Office 365 es el hecho de que ha sido diseñado para usuarios únicos, pero contando con soluciones para profesionales. Esto se traduce en que, si tenemos una pequeña o mediana empresa, encontraremos una amplia gama de herramientas capaces de dar respuestas solventes en diferentes circunstancias.

Así, si apostamos por alternativas gratuitas como Google Docs, podemos encontrarnos con dificultades a la hora de trabajar con archivos cuando no tenemos conexión a Internet. Los problemas de sincronización pueden conducir, incluso, a la pérdida de información valiosa. Una situación que, como empresa solvente, no nos podemos permitir, ya que puede afectarnos a nuestros clientes y a nosotros. La principal ventaja de Google Docs se reduce, en realidad, al precio que tiene para un usuario que busque una solución sencilla para gestionar sus documentos personales.

Por su parte, Office 365 incluye absolutamente todos los servicios que podríamos desear en un programa orientado a la ofimática. Esto quiere decir que podremos tener un gestor de correo, documentos, hojas de cálculo y un largo etcétera al alcance de la mano y sincronizado en tiempo real. Por otra parte, Office 365 cuenta con la seguridad adicional de depender del ordenador principal para sus funciones, lo que evita accesos indeseados si atacan nuestra cuenta.

Finalmente, una de las mayores ventajas de Office 365 radica en el soporte. No solo contamos con numerosos desarrolladores que trabajan para mejorar la plataforma, sino que Microsoft y cualquier proveedor de servicios podrá ayudarnos si tenemos problemas. Esta ventaja, que supone poca diferencia para un usuario privado a la hora de elegir un programa, es enorme cuando se trata de una empresa. Si tenemos un problema grave, podemos recurrir a un equipo humano que nos proporcione garantías. Esta circunstancia, en el mundo de los negocios, genera una confianza inigualable.