Ser desarrollador en Office 365 tiene premio, ya que la compañía americana Microsoft está ofreciendo una licencia grauita para desarrolladores. Estas licencias de Office 365, que tienen una duración de un año, buscan impulsar el famoso programa de ofimática, logrando que mejoren sus prestaciones.

De este modo, parece que estamos ante una nueva era, en la que el desarrollador en Office 365 ha logrado ser uno de los objetivos prioritarios del gigante de Redmond. Así, no son pocas las ventajas que se nos ofrecen y que, además, se suman a las que implica utilizar este prestigioso software.

Más allá de su apuesta por un modelo de programasdiseñados por y para el usuario, Microsoft trata de conocer con exactitud nuestras necesidades. Tanto es así que han abierto toda una serie de formularios que nos permiten enviar propuestas e ideas a los desarrolladores.


Esto supone una gran oportunidad para pequeñas y medianas empresas, que podrán lograr que un desarrollador en Office 365 atienda sus demandas, mejorando el sistema.

Ser desarrollador en Office 365 tiene más ventajas que nunca

Además de obtener las licencias de Office 365 sin coste adicional, apostar por el desarrollo de soluciones basadas en este programa tiene enormes ventajas. Por una parte, podremos trabajar creando conectores para Word y Outlook, que nos permitirán añadir funcionalidades nuevas según el tipo de aplicación que estemos creando.

Por otra parte, ya es posible trabajar con los denominados Microsoft Teams. Esta herramienta se ha extendido enormemente, ya que permite a los desarrolladores contar con apoyo en tiempo real vía chat. Así, nos permitirá acceder a canales de comunicación diversos y por proyectos, en los que podremos integrar a miembros de nuestros propios equipos, pero también a otros colaboradores.

Por si esto fuera poco, las licencias de Office 365 se ofrecen con independencia del tipo de desarrollador que seamos. Gracias a esto, podremos beneficiarnos de sus ventajas tanto si hemos lanzado aplicaciones en la tienda de Windows 10 como si trabajamos de forma independiente. Esto no significa que las licencias no tengan coste, sino que los requisitos de acceso son bastante flexibles, por lo que podremos acceder a ellas sin ningún problema.

Gracias al paquete de Office 365 podremos acceder a procesadores de texto y un completo paquete de ofimática y, además, debe apuntarse que la versión para desarrolladores supone otras ventajas. Entre ellas se incluye la suscripción a un sistema de actualizaciones de la propia compañía, que nos mantendrá al día de las últimas novedades, aportando información valiosa para nuestro proyecto.

Con esta medida, Microsoft vuelve a situarse en puestos de privilegio dentro del sector, mimando al colectivo de desarrolladores al que ya había tenido muy en cuenta en el pasado. Por ello, es probable que el número de proyectos crezcan, favoreciendo que su solución de software sea adoptada por más gente al contar con más y mejores prestaciones que traerán los propios equipos de desarrollo. Nos basta con visitar su web si tenemos más interés en obtener la licencia gratuita para desarrolladores.